Carayan Press


ITINERANCIAS
comings and goings


Edmundo Farolán Romero

poemas/poems


I Have to Return


I have to return to judge my confusion
Pure confusion that tries to throw me
Into diffused yellow thoughts:

Who can talk about souls in search,
Poetic sentiments that go through humid thoughts
To later on project themselves in senseless creativity?

I know, I know I have to return.
To jot down white letters on brown blackboards,
Dirty with chalk, corrected by experts
Who have lost that touch of fantasy.

Toronto breezes are wet and sick
With cold summer indifference
Still I am to blame for being flighty
For being more critical about hope
And the tomorrows of this hope.

I know I must return to smell warmth
Shadowed by rains in June,
To pause and smell the mystic perfume
Of the pine trees of the north
And smoke me an Ilocano cigar
With its smoke
Entangled by memories.

My shadow also wants to leave me:
It no longer goes where I want to go;
It stays black against the white wall.

I am romantic.
I see orange flowers and rice fields,
Lights in dying dawn;
I feel the warm sea water of Poro Point
The sound of wet fog on my window pane in Baguio.

In the distance six lights flicker in semi-circle.
Silence. A strange kind of silence.
Far away, the sound of solitude.








Bitterness


The bitterness of passing time
When seconds and minutes pile up
Into days, weeks, months, years;
When I’ll then feel the bitterness of old age,
Remembering bygone years that have piled up,
Emptiness, wondering if it was all worth it:
The writings, the loves, the travels…

when some will remember the poet
who lived and wrote things that were absurd,
comic, surreal, intimate, boring and sad…

Bitterness when friends are no longer around,
Bitterness remembering the happy days of youth
That’ll no longer come back…

Only the scars remain,
the scars of the beaches of my childhood,
when sea and sand mixed
forming words, words of hope…

if only I could return once more!
To purify myself of these bitter years,
Years that have twisted and wounded my soul…

Bitterness,
Bitterness of time passing…




Tengo que volver


Tengo que volver para juzgar esta confusión,
pureza confusa que intenta arrojarme
a difusos pensamientos de color amarillo:

¿Quién puede hablar de almas en búsqueda,
sentimientos poéticos que pasan de un pensamiento húmedo
para después proyectarse hacia una insensata creación?

Sé, lo sé que tengo que volver.
Para apuntar blancas letras en pizarras marrones,
sucias de tiza, corregidas por expertos
con lo que pierden ese toque de fantasía.

Las brisas torontonianas son húmedas y enfermas
con esta fría indiferencia veraniega.

Soy culpable,
culpable por estar siempre buscando vuelos,
por ser muy crítico de la esperanza y las mañanas de esta esperanza.

Sé que tengo que volver.
para oler la tibieza de las lluvias filipinas en junio.
para percibir el perfume místico de los pinos del norte
y fumarme un cigarro ilocano enredado con el humo de memorias.

Mi sombra quiere dejarme; ya no va a donde quiero ir;
se queda negra contra la blanca pared.

Soy romántico.
Veo las flores del naranjo, los arrozales,
las luces que mueren en la madrugada.
Siento el agua tibia del mar de Poro,
y oigo el sonido de la nube mojada
pegada contra el vidrio de mi habitación en Baguio.

Seis luces en medio círculo parpadean en la distancia.

Silencio.
Un silencio extraño.
Lejos, el ruido de la soledad.





Amargura


La amargura del tiempo pasajero
cuando los segundos y minutos se amontonan
en horas días, en semanas, meses, años;
cuando sienta después la amargura de la vejez,
recordando los años que se han amontonado,
donde la vaciedad, de que si todo fue útil:
los escritos, los amores, los viajes…

cuando algunos se acuerden del poeta
que vivía y escribía de todo lo que fue absurdo,
cómico, surreal, íntimo, aburrido y triste…

La amargura de los amigos que ya no están,
la amargura de esos recuerdos felices de la juventud
que ya no volverán...

Sólo quedan las cicatrices
las cicatrices de las playas de mi niñez
cuando el mar, el sol y la arena se mezclaban
para formar palabras, palabras de esperanza...

¡Si pudiera volver aunque fuera una vez más!
Para purificarme de estos años amargos,
años que al alma han torcido y dañado…

La amargura,
La amargura del tiempo pasajero…


más poemas:
Pozo literario/Literary Well, Volume II
Guirnalda Polar: Nuevas Poesías
Guirnalda Polar: Verso Filipinos
Revista Filipina de Edmundo Farolán Romero:
Revista Filipina
Itinerancias Welcome Page

Itinerancias Book Information

Sobre el autor/About the author

extractos/excerpts:
Prólogo/Prologue
Introducción/Introduction
(Manuel García Castellón)


Poemas/Poems


Carayan Press Main Page

Leave a comment